Cuando pensé en las preguntas del Micro Tango, quería algo diferente, para intentar hacer hablar a la gente no sólo de su pensamiento, sino tocar a la persona a la que estoy entrevistando, sentir lo que la hace vibrar… Y me di cuenta que no es tan fácil! Saludo a todos los que me contestaron con tanta inteligencia porque lo que me dijeron era lindo, personal, sincero y tocante.

Estoy saliendo de un período muy difícil para mi tango. Tuve la impresión de no tener más acceso a las emociones que sentí antes bailando. Estaba pensando demasiado!
Necesité un montón de tandas para que una sola me haga vibrar, me incite a perseverar y me recuerde la magia y el gusto por el Tango. Todo eso hasta que un encuentro decisivo que me permitió reanclar mi Tango en la felicidad. Un verdadero encuentro a flor de piel.

La música tiene más y más espacio, la escucho, intento entenderla y vivirla. Siempre suena un Tango en mi cabeza para acompañar un momento o una emoción.
Estaba pensando que un frasco de perfume podría ser para mí un símbolo de mi Tango. Sólo necesito un pshhh de Tango a veces para sentirme en otro lado, hasta un universo sin palabras, sin pensamientos, en una conversación silenciosa y mágica. Algo volátil, intocable pero acá.
Una alquimia invisible se puede crear con un bailarín o un músico, una voz o una nota. Me acuerdo, en una de mis primeras milongas, yo estaba aterrorizada, y ví a un bailarín hindú bailar con tanta pasión, había tanta belleza en su abrazo que quería bailar con él, para probar tocar o al menos rozar esa pasión. Era increíble e irreversible: me volvió loca por el Tango!

El Tango tiene un lugar muy importante en mi vida ahora, me dió tanto que quiero devolverlo, desde mi pequeña y humilde posición, de lo que soy capaz: proponer un punto de vista nuevo sobre este mundo a través de la escritura. Espero que el entusiasmo que pongo cada día en este proyecto de Tango Mío and Co sea una contribución, de alguna manera, al mundo del Tango. Este sitio existe hoy, es un gran orgullo y la ayuda que recibí de todas partes es sorprendente, bienvenida y felíz.
Siempre pregunto a los entrevistados cuál es su heroísmo. El mío fue irme a Buenos Aires por dos meses, menos de un año después de empezar con el Tango. Una locura! Pero fue una etapa muy importante y decisiva en mi Tango y también en mi vida personal. Deseo que siempre tenga emociones tan puras.

Hoy, gracias a Tango Mío and Co, cada viaje, cada salida, cada tanda tiene más sentido, vivo todo con más intensidad y agudeza. Es maravilloso y espero que lo encuentren en mis palabras, y que contribuirán también a enriquecerlas con su experiencia.