Crónicas Porteñas #48 – Las feas del tango

Siempre tengo el oido abierto cuando estoy afuera : todo puede ser fuente de inspiración, reflexión y conversación. Soy asi. Tengo cuadernitos llenos de notas para articulos, que tarde o temprano, me van a servir para una crónica.

Así que el otro dia, almorzando tranquilamente antes de ir a trabajar, escuche un par de hombres hablar de tango. Eran franceses y confeso que me llamó todavía más la atención. Tenían pinta de recién llegados en Buenos Aires para tomar clases y bailar a full por unas semanas de vacaciones. Comentaban una clase recién tomada, la milonga donde fueron el día anterior, y empezaron a debatir sobre lo terrible que es el tango :

“Qua bajón porque las minas, si no son muy guapas o que no bailan súper bien, o si son un poco gordas asi viste, no la sacan a bailar!
– Y claro, que vas a hacer ? Es un bajon pero entonces porque sigan con el tango ?
– A veces son re buena onda y todo pero si nadie las saca a bailar… Yo no sé, no me animo sacar una mina asi, con quién nadie quiere bailar.
– El tango es muy exclusivo, qué triste y que feo.
– Sabés, que las danzas folklo están hechas a proposito por eso, para incluir a todos ? Bailan todos en linea, no se elije tu bailarina y asi es muy inclusivo.”

De ahi, fui corriendo a buscar un lapiz y un papel. No podía ser que fueran tan idiotas. Que digan cosas tan absurdas. Y ni quiero comentar lo del folklore !
Es absurdo. Porque es completamente al revés, puedes estar bellissima y que nadie te saqué a bailar. Porque lo importante no es ni tu peso, ni tu cara. Ayuda, obviamente, tener linda pinta y buena energia. Pero los tangueros de verdad no se dejan engañar, si el objectivo es de bailar y solo bailar. Pero parece que para unos, es mas importante el fisico de alguien que ni siquiera ves mientras bailas!

Para mi, ni importa como es la persona con quién bailas. Importa su énergia, la conexión que puedes crear juntos, el baile. El momento único que compartes. Siempre me acordaré, era al principio de mi vida de tango, bailé una tanda magica, me senti volar. No sabia ni qué era un ocho, pero no parece que importaba mucho. El mundo dejo de existir por unos minutos. Después del primer tango, deshicimos el abrazo… y me sorprendió ver la cara del bailarin! Era un hombre grande, un poco gordo, todo menos guapo. Pero la belleza que hubo en su tango era lo que mas importaba. Y creo que de ahi aprendi lo que estes dos todavia no entendieron…

Pobre tango, como te martirizan y pobre mujeres que sigan tratadas de cualquier manera por pelotudos ! Y ademas, que dirian mujeres de tipos asi, que tienen una pinta tan orgullosa y snob ? No estoy segura que aceptarían si o si su cabeceo… si sacan de esta forma, pero hasta eso dudo…

Foto de Diego Braude

11
Photo By: Diego Braude

Deja un comentario

Your email address will not be published.